Solicita que el Gobierno regional reconsidere este jueves su postura en relación con los centros deportivos y adopte las medidas y decisiones necesarias para una práctica guiada y responsable

El grupo de Avante se solidariza y apoya a todos los profesionales del sistema deportivo municipal de La Laguna “que se han visto obligados a cerrar sus centros deportivos, públicos y privados”; y a los deportistas “que han visto limitadas sus posibilidades de la práctica físico-deportiva en estos centros tras las medidas acordadas por el Gobierno regional desde el 18 de diciembre en Tenerife”.

Por este motivo, y teniendo en cuenta “los importantes beneficios que aporta a la sociedad una correcta práctica de la  actividad física y el deporte, en un momento en el que parece que la tristeza nos va comiendo terreno”, solicitan al Gobierno de Canarias que adopte las medidas necesarias para facilitar el acceso a la práctica físico-deportiva guiada en todos los estratos de la sociedad.

Avante recuerda que la incidencia de contagios por coronavirus relacionadas con el deporte a nivel nacional no ha superado el 1%, y los casos registrados en centros o instalaciones deportivas apenas llega al 0,28 %.

Por lo tanto, la actividad físico-deportiva practicada con responsabilidad no ha incidido significativamente en el aumento de casos y no ha supuesto un riego para la población por su incidencia en la propagación del SARS-CoV2.

Las  medidas adoptadas por el sistema deportivo municipal han dado resultado y la responsabilidad de los profesionales y gestores deportivos ha sido admirable, ya que todos se han visto en la necesidad de hacer grandes esfuerzos en la adopción de medidas de distanciamiento, la adquisición de medios de desinfección, la reducción de los aforos y/o adaptación de los espacios y sus usos con el fin de proporcionar seguridad a las personas usuarias y trabajadoras.

Avante considera necesario adoptar algunas medidas para tratar de disminuir el impacto negativo que el cierre impuesto está produciendo sobre todo en los pequeños centros deportivos de nuestro municipio.

Por ello, promoverá una reunión de los responsables públicos con los representantes de este sector para buscar entre todos, mediante el diálogo, la comprensión real de los problemas que enfrentan y el modo en que la Corporación municipal podría ayudar a atenuar esos perjuicios ocasionados por el cierre.

“No consideramos necesario el cierre total de los centros deportivos, por los graves perjuicios que están ocasionando a nivel social y económico y en la mejora de la salud de los ciudadanos, con los controles y medidas de prevención que hasta ahora el sector ha aplicado con excelentes resultados”, señalan.

Y añaden que “de igual modo que se han implementado medidas económicas y de exención temporal de impuestos para ayudar a diferentes sectores productivos, es urgente arbitrar este y otro tipo de medidas para el conjunto de pequeños y medianos centros deportivos del municipio lagunero”.

Finalmente recuerdan que “tras el cierre obligatorio han dejado de percibir ingresos y sin embargo han de seguir pagando alquileres, el mantenimiento del material deportivo y diferentes impuestos y tasas. Va contra toda lógica económica y social dejar desamparados a esta red de pequeños y medianos emprendedores que se han prodigado por todo el territorio municipal, con medidas a todas luces perjudiciales por injustas y desproporcionadas”.