Fue hace 20 años…

No faltó más que un puñado de votos para hacer realidad la abrumadora voluntad de cambio que la ciudadanía expresó con sus votos en las urnas. Lo impidió un pacto de perdedores, de CC y PP, que sigue latente. Un pacto que se esconde o aflora cuando conviene, comodín siempre al rescate en los momentos difíciles.

Pero sigue todo ahí, pendiente: La lucha por la tierra y la identidad de nuestros pueblos y barrios; un Ayuntamiento de espaldas a la comunidad universitaria; los impuestos por las nubes y la ilusión por los suelos; el despilfarro de millones de euros en fiestas y publicidad, mientras mucha gente continúa sin empleo, vivienda ni esperanzas.

Hace 4 años, las urnas volvieron a pedir cambio. Y esta derecha nacionalista, que ya no respeta ni las leyes, se las arregló para embaucar a un PSOE tristemente sometido en los últimos tiempos. Otra vez nuestra ciudad como moneda de cambio.

Por eso, y desde un compromiso nativo que nos impide mirar para otro lado, vamos a seguir dando la batalla para cambiar las cosas. Con las ganas y la intensidad de siempre. Por eso y porque hay una Laguna pendiente, esperando un tiempo nuevo, desde hace 20 años. ¿Nos ayudas a rescatarla?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 6 =