El consejero director de la Gerencia de Urbanismo de La Laguna (GULL), Santiago Pérez, ha autorizado que los empleados públicos de este organismo autónomo que tienen su domicilio en las localidades del norte de la Isla inicien su jornada laboral mediante teletrabajo (hasta un máximo de dos horas), postergando su entrada presencial en la oficina hasta las 10:00 horas para evitar que se vean atrapados en las colas que se generan a primeras horas de la mañana en la autopista del Norte (TF-5).

Tal y como viene sucediendo en los últimos años, en la TF-5 se están generando grandes embotellamientos en dirección a la zona metropolitana desde horas muy tempranas de la mañana. Como consecuencia de ello, las personas que residen en el Norte deben pasar retenidas en la autovía más de una hora para poder llegar a sus puestos de trabajo.

Además, el inicio del curso escolar y universitario ha coincidido con la obligatoriedad de la reincorporación al trabajo presencial en muchas empresas y administraciones públicas, tras la sensible mejora de los datos sanitarios derivados de la pandemia provocada por el covid-19.

Esta medida de la GULL se puede adoptar debido a que la puesta en marcha del teletrabajo desde finales del año 2019 ha arrojado resultados más que satisfactorios, entre otras razones, gracias al exhaustivo control y monitorización de la labor que realiza cada empleado.

Para Santiago Pérez, dicha decisión organizativa no solo contribuye a facilitar la conciliación y calidad de vida del personal procedente de los municipios del norte de Tenerife, sino que “se trata de una medida coherente con las políticas de sostenibilidad y de racionalización de la movilidad y uso de la TF-5”.

Desde el punto de vista del concejal de Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de La Laguna, esta acción, junto con otras políticas de fomento del transporte público y de movilidad sostenible, pueden servir de ejemplo a otras empresas y administraciones públicas que cuenten con las herramientas de control del teletrabajo, para ayudar a mejorar los graves problemas que se registran en la zona metropolitana desde hace décadas.