No se puede tratar de asociar inmigración e inseguridad al tiempo que se presenta uno como defensor de los derechos humanos”

Santiago Pérez, senador por la Comunidad Autónoma de Canarias, ha aprovechado la reunión de la Comisión Mixta de Relaciones con el Defensor del Pueblo en el Senado para quitarle la careta a Fernando Clavijo y Coalición Canaria (CC), “que vienen a Madrid a hablar de derechos fundamentales mientras en Canarias tratan de asociar inmigración e inseguridad”.

Pérez señaló que en un contexto y circunstancias en los que la sociedad civil de las Islas está sacando adelante sus mejores energías ante el fenómeno migratorio, “no puede ser que algunos intenten ofrecer aquí una cara de defensores de los derechos humanos mientras en las Islas alientan la conflictividad”.

El senador canario añadió que “no se puede pedir que se usen los centros militares en desuso como centros de acogida, como hicieron en 2007, y al propio tiempo pedir ahora en Canarias pedir el cierre de estas instalaciones”.

No se puede –apuntó Pérez– hablar de derechos fundamentales en el Senado y luego estar jaleando entre la población el agravio comparativo, que es uno de los elementos característicos de la manipulación del fenómeno migratorio que el informe de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) pone de manifiesto”.

Ni “tratar de asociar inmigración a inseguridad como están haciendo los correligionarios del señor Clavijo en Canarias, mientras que aquí se pretenden presentar bajo la bandera de la defensa de los derechos humanos”.

El senador socialista reconoció que “ha habido deficiencias, que están subrayadas en el informe del Defensor del Pueblo, que también refleja en abril una clara mejoría de la situación; ha habido vulneración de derechos humanos en un contexto muy particular que están siendo identificadas por los tribunales; pero hay una firme voluntad del Gobierno de España de actuar en todos los frentes necesarios”.

Santiago Pérez recordó que las competencias en materia de fronteras, asilo e inmigración son europeas según los Tratados de la Unión, “pero cuando se quiere manipular este asunto normalmente se decontextualiza y se trata de focalizar en el Gobierno de España, haciendo un ejercicio muy particular de la memoria, obviando por ejemplo el abandono que han sufrido los Planes África durante toda una década”.