El Pleno del Ayuntamiento de La Laguna ha dado luz verde a dos modificaciones presupuestarias para pagar más de 800.000 euros en facturas pendientes a proveedores que datan de mandatos anteriores. De ese montante, el importe más relevante es el que tiene que ver con cargos atrasados en la Concejalía de Fiestas, que van desde 2015 hasta 2019 y que suman 606.512 euros por la prestación de servicios que no se han abonado hasta el momento, relacionados sobre todo con la celebración de festejos en pueblos y barrios del municipio.