Tenerife no la gobiernan los constructores, sus intereses son muy importantes, pero hay un interés general por el que velar a corto y a largo plazo”

El concejal de Ordenación del Territorio del Ayuntamiento de La Laguna, Santiago Pérez, anima al presidente de Fepeco, Óscar Izquierdo, a que se presente a las elecciones “si quiere dirigir la Isla”.

Izquierdo ha criticado duramente “la torpeza crónica” de “ciertos políticos que se empeñan en paralizar las infraestructuras de la Isla”, tras el acuerdo de los Ayuntamientos de Santa Cruz y La Laguna para pedir al Gobierno de Canarias que elimine la llamada Vía Exterior.

Esto es una democracia y un Estado de Derecho. Las necesidades, las oportunidades y la ordenación del suelo se fijan a través de normas jurídicas. Hay que respetar las reglas del juego. Y si a Izquierdo no le gusta la democracia que lo diga”, señaló Santiago Pérez.

Luego añadió que “Tenerife no la gobiernan los constructores, sus intereses son muy importantes, hay que tomarlos en cuenta, pero el Gobierno de la sociedad no se puede dejar exclusivamente en manos de quienes representan intereses económicos, hay un interés general por el que velar a corto y a largo plazo. Y dentro de ese interés general está el de proteger las tierras fértiles, porque cuando se destruyan ya son irrecuperables”.

El concejal insistió en que “si Izquierdo quiere dirigir la Isla que se presente a las elecciones. Él y los intereses que representa, aunque por lo visto hasta ahora no les hacía falta presentarse porque tenían a mano a los diferentes gobiernos de Coalición Canaria (CC) que han perdurado a lo largo de 30 años. Y si Fepeco considera que la Isla está desvertebrada que reclame al maestro armero, porque es evidente que durante ese tiempo han apoyado a los gobiernos de CC y muchas de las operaciones que llevaron a cabo, algunas flagrantemente al margen de la legalidad”.

Santiago Pérez lamentó la cobardía de Izquierdo “en su soflama que recuerda a las viejas editoriales de El Día. Si quiere insultarme y criticarme que tenga la gallardía y la valentía de nombrarme”. Y le recordó que “la protección de esa amplia zona de suelo agrícola de Los Baldíos no la he decidido yo, lo han decidido las normas de planeamiento insular”.

Ahora –sigue diciendo— “su reacción deja ver claramente quién dictó el Plan Territorial Especial de Ordenación del Sistema Viario del Área Metropolitana (Pteosvam), que el Cabildo aprobó sin cumplir la normativa de ordenación insular que le obligaba a afrontar los problemas de movilidad de la Isla antes de ordenar una comarca. El sistema de planeamiento, como Izquierdo debería saber, es un sistema jerárquico, integral y ordenado, en el que no se puede utilizar una pieza y rechazar el resto. Esto no es el menú de un restaurante en el que puedas ir directamente al postre, que es lo que hicieron. Hay que tomar primer plato, segundo y luego el postre”.

Y en este caso, el segundo plato era la ordenación de la movilidad de la Isla, que todavía, a pesar de haber sido aprobado el PIOT en el año 2000, y exigirlo explícitamente, no está ordenado: movilidad, infraestructuras y sistemas del transporte. Y entonces se sabrán cuáles son las necesidades de la Isla, cómo hay que afrontarlas con criterio de futuro, y a través de qué infraestructuras hay que resolver los problemas de movilidad.

Santiago Pérez terminó diciendo que este acuerdo de los ayuntamientos de Santa Cruz y La Laguna tiene sus antecedentes y reproduce otro adoptado por unanimidad en el Parlamento de Canarias en el año 2016: “Si a Óscar Izquierdo y a los intereses que él representa no le gustan, qué le vamos a hacer. Esta es la democracia en un Estado de Derecho”.

El Pteosvam acogota a La Laguna con una serie de piezas viarias que hipotecan y condicionan la capacidad del municipio de ordenar su propio territorio, como puede hacer cualquier otro sin más restricciones que las que imponga el interés insular. “Y el interés insular tiene que estar fijado en normas de planeamiento, no es el que sector de la construcción o cualquier otro sector económico diga”.

El propio PIOT fija con claridad que la solución a los problemas de movilidad de la Isla nunca vendrá de la receta tradicional de construir cada vez más carreteras. “Esto no lo digo yo, lo dice la norma jurídica principal que ordena el territorio en la Isla. Y si a Izquierdo tampoco le gusta esta norma que lo diga. Pero me temo que lo que no le gusta en realidad es el Estado de derecho y la democracia”, finalizó Pérez.

Para recordar. pleno 13  febrero 2020