Pide que se incluya el objeto, la autoridad contratante, la cuantía de la contratación efectuada, los pagos realizados, así como a la identidad de los adjudicatarios

El concejal lagunero Santiago Pérez ha solicitado por escrito a la Secretaría del Ayuntamiento una relación detallada de los contratos, encomiendas o encargos efectuados para la prestación de servicios de asesoramiento jurídico desde el 22 de noviembre del año 2008 hasta la actualidad.

Asimismo, ha solicitado las encomiendas o encargos para la representación y defensa en juicio ante todas las jurisdicciones, o ante los órganos de otras entidades o Administraciones Públicas o dependientes de ellas, del Ayuntamiento y  sus organismos autónomos y de la sociedad MUVISA para ese mismo período.

La solicitud de Santiago Pérez especifica que se incluya en la misma el objeto, la autoridad contratante, la cuantía de la encomienda o contratación efectuada, los pagos realizados, así como a la identidad de los adjudicatarios, sean personas físicas o jurídicas.

Igualmente, deberán especificarse detalladamente aquellos supuestos en los que se haya producido un encargo, contratación o encomienda por un órgano manifiestamente incompetente o prescindiendo total y absolutamente del correspondiente expediente administrativo.

También sin la adecuada y suficiente consignación de crédito presupuestario, o en cualesquiera circunstancias desencadenantes de la nulidad de pleno derecho, según la legislación vigente; o recurriendo para el reconocimiento y el pago de la obligación al expediente de reconocimiento extrajudicial de crédito, mediante la invocación la doctrina jurisprudencial del enriquecimiento injusto.

Santiago Pérez concluye señalando que “dadas la importancia y entidad de la información solicitada, y con el objeto de no agravar la carga de trabajo de los servicios de esta Administración, renuncio expresamente al plazo de 5 días naturales que me reconoce la legislación vigente, de forma que podrá facilitárseme la información solicitada en un plazo que resulte razonable”.