Entradas

“La solución es ayudarlos a seguir su camino, organizar la migración para que no siga muriendo gente en la mar, destinar los recursos necesarios y que haya solidaridad real y efectiva en la acogida”

Condenamos a los políticos demagogos que aprovechan este caldo de cultivo para impulsar un estallido social con el que arañar un par de votos

Avante La Laguna considera un despropósito la política migratoria del Gobierno de España y de la Unión Europea, que además de fracasar pretende convertir a las Islas en un lugar de encierro para personas que se juegan la vida buscando una esperanza de futuro.

Los hechos saltan a la vista: la inhumana situación de acogida y el empeño en mantenerlos en el limbo exigen que pare ya el hacinamiento de estas personas en macrocentros que no reúnen las condiciones de habitabilidad mínimas para seres humanos.

“Ni el lugar es el adecuado, ni la solución es encerrarlos”, denuncian desde Avante, añadiendo que “la solución es ayudarlos a seguir su camino, organizar la migración para que no siga muriendo gente en la mar, destinar los recursos necesarios y que haya solidaridad real y efectiva en la acogida”.

No podemos seguir vulnerando sus derechos humanos: No se detecta la edad, como indica la ley para no ubicar a menores en campamentos junto a los adultos; carecen de intérpretes que puedan explicarles cuál es la situación, o se les obstaculiza el derecho a un abogado que pueda orientarlos sobre las vías a seguir para tramitar sus papeles (en algunos casos se pasan los plazos para la realización de estos trámites quedando en la lista de los que obligatoriamente serán expulsados o devueltos).

Además, la ONG que se hace cargo de ellos carece de los recursos indispensables de personal de acompañamiento especializado que garantice una comunicación con estas personas y sin embargo se prohíbe la ayuda que está ofreciendo la ciudadanía de voluntariado y recursos materiales.

Lo más lógico con este escenario es que se genere inseguridad entre este colectivo, algo que aprovechan de forma carroñera algunos grupos políticos y medios de comunicación para generar en la opinión pública racismo y xenofobia.

El Gobierno de Canarias debe hacer presión para desbloquear el tránsito de las personas migrantes hasta otros puntos del Estado y de Europa, donde tienen familiares que los acogerán; y coordinar a todos los Ayuntamientos para organizar un servicio de acogida digna. Si no, serán cómplices de este caldo de cultivo ideal para políticos demagogos a los que poco importa provocar un estallido social con tal de arañar un par de votos.